La configuración de estas estanterías industriales se basa en unas escalas compuestas por dos puntales cada una y unidas entre sí por medio de una serie de perfiles dispuestos en horizontal y diagonal a modo de celosía atornillados a los puntales. Una vez se forman dichas escalas se unen a través de los largueros que soportarán los estantes donde se depositará la mercancía a almacenar.

Todos los componentes están fabricados en acero, ya sea pintado o pre galvanizado, y los estantes pueden ser de aglomerado, aglomerado con melanina o metálicos. Los estantes metálicos a su vez pueden estar configurados por varios paneles metálicos o por una sola balda metálica.

Dispone de 3 tipos diferentes de largueros, largueros Z, largueros Gran Milano y larguero MV, cada uno con sus diferentes modelos.

La principal ventaja que nos ofrece este rack frente a la estantería convencional para carga manual es su gran resistencia, pudiendo soportar cargas de hasta 1.400 Kg. por estante, dependiendo del tipo de larguero y sus medidas, al igual que del tipo de estante.

El montaje es sencillo y rápido y la instalación se ancla al suelo para su perfecta estabilidad. Los estantes son regulables en altura cada 25 mm.

Este tipo de estantería industrial dispone de varios accesorios como pueden ser la clavija de seguridad para evitar que los largueros se salgan de los puntales de manera accidental, los distanciadores de escalas para la perfecta alineación de las mismas en las instalaciones donde haya muchas y los travesaños que sirven para aumentar la soportación de carga por par de largueros.

La protección contra incendios de un almacén constituye todo un reto ya que, habitualmente, son edificios con una elevada carga de fuego. Además de la propia mercancía, contienen otros elementos que favorecen la propagación de las llamas, como plásticos, cartón o madera, entre otros. Para minimizar este riesgo, los almacenes deben contar con sistemas de prevención, de detección y extinción de las llamas.

Existen programas para calcular el tiempo que un rack industrial puede resistir al fuego antes de desplomarse. Este tiempo depende de muchos factores, entre ellos:

  • Carga de fuego.
  • Tipo de fuego.
  • Estructura existente.
  • Revestimiento de esa estructura.
  • Ubicación de la instalación (si hay humedad, flujos de aire…).

Las medidas de protección contra incendios que se pueden aplicar en un almacén están condicionadas por:

  • Normativas relativas a la materia.
  • Dimensiones del almacén.
  • Carga de fuego de la mercancía.
  • Ubicación del almacén respecto a otros edificios.
  • Exigencias de las compañías de seguros.
  • Interés de la propia empresa en proteger los productos almacenados.
  • Protección pasiva de las estructuras metálicas

A los racks de un almacén no se les exige ningún requisito de capacidad portante frente al fuego.

Sistemas de alarma y detección automática

La localización de un incendio en su fase inicial es primordial para minimizar sus daños. Hay dispositivos capaces de detectar el fuego a través de alguno de sus indicadores: presencia de humo, llamas o incremento de la temperatura.

Los detectores térmicos son útiles en edificios de hasta 6 m de altura y los detectores de radiación ultravioleta solo se emplean cuando el incendio sea susceptible de provocar llamas visibles en su fase inicial, como durante la combustión de líquidos inflamables.

Los detectores de humo, tanto ópticos como mediante aspiración, son los más utilizados en almacenes. En los edificios de hasta 12 m de altura, se instalan en el techo (donde se acumulan los gases de combustión) y se distribuyen de acuerdo con los requerimientos de la normativa.

Al producirse un incendio, los detectores ópticos de humo captan los cambios en la opacidad del aire debido a la presencia de humo. Es entonces cuando el sensor activa una alarma en el panel central de control, que está permanentemente monitorizado.

Por su parte, los detectores de humo mediante aspiración están formados por un solo sensor centralizado (normalmente de una sensibilidad muy alta) y una red de tuberías con orificios calibrados repartidas por el almacén (un orificio equivale a un sensor). A través de los orificios, el sistema recoge muestras de aire de la sala para analizarlas. Si existe un incendio, el equipo sensor lo detectará y accionará una alarma.

Algunas normas básicas de seguridad para almacenes son:

  • Disponer de buena iluminación y ventilación suficiente.
  • Tener salidas libres de obstáculos y claramente señalizadas.
  • Tener extintores señalizados y que sean fácilmente accesibles.
  • Evitar los cruces en el trayecto de las mercancías para evitar colisiones.
  • Una vía exclusiva para los desplazamientos de personas en el almacén. 
  • Conducir con prudencia.
  • Respetar los límites de la velocidad y las distancias de seguridad.
  • Llevar la carga equilibrada.
  • Tener buena visibilidad en todo momento.

 

Respetar estas normas básicas es trabajar en un almacén de mercancías con más seguridad. Aunque no hay una garantía de estar libre de incidencias, se pueden evitar muchas aplicaciones.

 

Las góndolas, cumplen una función muy importante dentro de las ventas y contribuyen un factor relevante en el precio. La distribución de los productos sigue una serie de criterios.

 

  • En el plano horizontal: los productos son organizados de acuerdo a su categoría y la necesidad de venta. De tal forma que aquellos que se necesiten vender primero o tengan alguna oferta especial, se colocan en los extremos de las baldas horizontales ya que son los lugares más vistosos
  • En el plano vertical: también influye en la venta el espacio en el que esté colocado el producto y el principal criterio para ello es la altura referente al cuerpo de una persona:
  • A la altura de la cabeza: Esta posición dificulta la visibilidad de una persona de tamaño promedio por lo que si estuviéramos hablando de un supermercado tendríamos que colocar en ella los productos básicos que compraría un cliente aunque no lo viera en un primer vistazo
  • Al nivel de los ojos: aquí están los productos que el cliente compra sin pensar, por impulso. Es la posición más codiciada y por tanto en la que se colocan los productos que hay necesidad de vender.
  • Al nivel de las manos: Aquí se colocan los productos que tiene mayor demanda o son indispensables ya que estos no necesitan estar en línea directa con el espacio visual para ser adquiridos
  • Baldas bajas: Este es el nivel en el que se colocan los productos que tienen mayor consumo. El cliente los comprará sin importar dónde estén colocados.
  • Al ras del suelo: en el suelo se colocan los artículos más pesados o con los envases más grandes. Este es, sin duda, es espacio menos favorable para la venta ya que no se encuentra en el espacio visual del comprador.

 

Los inventarios empresariales se mantienen sin cambios en enero, nos podemos estar enfrentando a una nueva caída de las ventas que a nuestro pesar puede aumentar el número de meses requeridos para agotar las existencias, lo que sugiere una reducción de inventarios en los primeros meses del año.

Muchas veces las dificultades de liquidez surgen por falta de planificación dentro del negocio, incluso en las épocas de ventas flojas, por lo que es importante poner en práctica una serie de estrategias para evitar que falte dinero en su empresa.

  • Recurra al descuento de facturas: Consiste en que una empresa le cede sus créditos(facturas) a una entidad bancaria o financiera y esta se va a encargar del cobro. A la empresa se le da un porcentaje del dinero de la factura que se debe cobrar, a cambio del pago de una tasa de interés o comisión. Cuando el cliente de la empresa le paga al banco, al empresario se le brinda el porcentaje restante.
  • Administre adecuadamente sus inventarios: Conozca bien sus inventariosy cuáles de ellos se venden más rápidamente y cuáles no. En teoría  funciona mejor un producto de alta rotación ya que se logran ventas más rápido. Por eso hay que pensar en generar estrategias para mantener el ritmo de ventas de los productos de alta rotación y para aumentar el ritmo de los productos que duran más en venderse, siempre buscando reducir algunos inventarios.
  • Cuente con un presupuesto: La planificaciónes la mejor forma de evitar problemas de liquidez. Establezca un presupuesto de las entradas y salidas de efectivo que proyecta tener que incluya una programación del capital de trabajo, de cuentas por cobrar, inventarios, cuentas por pagar, y obligaciones de corto plazo que tiene la empresa.
  • Perfeccione su sistema de cobro: ofrecer incentivos como descuentoscuando un cliente paga de manera anticipada (lo que se conoce como descuentos por pronto pago). También la empresa puede establecer sanciones o castigos cuando sucede lo contrario y el cliente se atrasa. Por ejemplo, cobrar intereses por mora. Otra alternativa para mejorar los cobros.

Primero, es importante asegurarse de que cualquier medio de almacenamiento en rack que elijas se ajuste al área donde será  instalado. Te recomendamos hacerte preguntas como: ¿Cuál es el espacio asignado para el almacenamiento y qué límites hay dentro del área? ¿Y qué producto contendrá?

 

También debes considerar:

  • Altura clara del edificio (espacio vertical utilizable debajo del techo)
  • Monto total de metros cuadrados
  • Colocación de la puerta del muelle

LA IMPORTANCIA DE CONOCER LOS TIPOS DE CARGA

  • Según su volumen: Con base en el volumen de la mercancía, es posible clasificarla en los siguientes tipos:
  • Cargas pequeñas.
  • Cargas medianas.
  • Cargas paletizadas.
  • Cargas grandes.
  • Cargas muy grandes.

 

  • Según su peso: Esta clasificación es sumamente sencilla, pues cuenta con cuatro tipos de cargas que se determinan según su rango de peso:
  • cargas ligeras (de 0 a 5 kilogramos);
  • cargas medias (de más de 5 y hasta 25 kilogramos);
  • cargas pesadas (de más de 25 y hasta una tonelada);
  • cargas muy pesadas (más de una tonelada).

 

  • Según el lote

 

  • Según el nivel de resistencia o fragilidad: En este caso, se pueden encontrar tres tipos de carga:
  • Ligera
  • Resistente
  • frágil.

 

Los rack livianos  son más económicos y funcionales para productos de almacenamiento general que tengan un peso bajo, y donde el producto que se ocupe almacenar requiera una gran cantidad de referencias.

Los rack livianos son un diseño que se caracteriza por ser un sistema de estantes con gran popularidad en el Mercado, debido a todas las ventajas que ofrece.

Algunas de sus ventajas son:

  • Válidas para almacenar artículos voluminosos.
  • Solución óptima para referencias diferentes y de rotación fraccionada.
  • Regulación de los niveles de carga.
  • Se pueden construir estanterías hasta 20 m de altura.
  • Variedad de componentes que se adapten a cualquier necesidad

 

La calidad de un rack depende mucho de varios factores que debemos considerar antes de comprar uno en específico.

  • Medidas de almacén.
  • Tipo de Producto.
  • Peso y material con el que se fabrica el producto.

 

A demás se debe considerar para que esta diseñado el rack, ya que su producto también puede requerir:

  • diseñados para soportar una gran cantidad de movimiento.
  • su estructura soporta la rotación sin problema alguno
  • una mejor visibilidad de los  productos.
  • Una buena instalación del rack es también clave del éxito de su soporte.

Para el mantenimiento preventivo lo adecuado es:

  • Contar con listas de comprobación que incluyan todos y cada uno de los elementos que conforman el sistema de almacenaje.
  • En el programa de mantenimiento también se tiene que incluir un plan para realizar las inspecciones periódicas.
  • Verificar el estado de cada elemento que lo conforma y evitar que se presenten problemas que puedan entorpecer el flujo de trabajo al interior del almacén.
  • Las inspecciones y la periodicidad con que se lleven a cabo deben asentarse en el programa de mantenimiento.
  • La inspección específica de aquellos componentes que anteriormente ya han sufrido algún daño.

 

Este programa de mantenimiento por lo regular se diseña por el personal encargado de la seguridad del entorno de almacenaje, ya que estos deben velar por el bien estar de los productos que se encuentran en cada uno de los rack.

Recordemos así mismo que la prevención siempre será lo que haga la diferencia.

La temporada alta está a la vuelta de la esquina y la palabra “inventario” empieza a sonar intimidante, pero una buena gestión de inventario podrá darle el éxito que necesita tu empresa en estas fiestas.

¿Por qué el manejo de inventario es importante?

Hacer una revisión al inventario de tu empresa te muestra cuánto dinero tienes en espera. La gestión de inventario te ayuda a evitar deterioro y pérdidas de productos innecesarios.

5 técnicas de manejo de inventario.

  1. Mantén la mínima cantidad de producto a la mano. Cuando tu inventario llegue debajo de este nivel predeterminado, sabes que es momento de ordenar más de este producto.
  2. Principio primeras entradas primeras salidas (FIFO), lo que ayudara para productos que suelen caducarse, así evitaras el que se arruinen antes de ser vendidos.
  3. Planeación de contingencia.

No es cuestión de si surgen o no problemas, la cuestión es cuándo va a suceder. Averigua en dónde están tus riesgos y prepara un plan de contingencia. ¿Cómo vas a reaccionar? ¿Qué medidas vas a tomar para resolver el problema? ¿Cómo afectará esto a algunas partes de tu negocio? Recuerda que las relaciones sólidas tardan, pero llegan y se quedan.

  1. Prioriza con ABC.

A – Productos de alto valor con baja frecuencia de ventas.

B – Productos de valor moderado con una frecuenta de ventas moderada.

C – Productos de valor bajo con altas ventas.