Las estanterías industriales y los sistemas de almacenamiento industrial son estructuras que tienen como objetivo el soportar grandes cargas en altura dentro de entornos en donde trabajan muchas personas. Por ello, es fundamental que se vele siempre por la seguridad de las estanterías. Estos elementos tienen piezas portantes, por lo general se tratan de perfiles de pared estrecha y con perforados en toda la altura.

Por la naturaleza de su uso están sometidas de manera constante a las maniobras de carga y descarga realizadas con los equipos pesados, como las carretillas y los montacargas. Estas maniobras pueden provocar deterioros en los elementos críticos de la estantería, por lo que su nivel de capacidad de carga se ve reducido con el paso del tiempo si no se les da el mantenimiento correspondiente.

A pesar de eso, hay muchas empresas y responsables logísticos que no dan importancia a la seguridad de las estanterías. Por ello, a continuación, les mencionaremos las claves y percepciones erróneas de seguridad más importantes para contar con racks metálicos en excelentes condiciones y que sean totalmente seguras.

 

NO EXISTE UNA REGULACIÓN NI NORMAS DE SEGURIDAD PARA LAS ESTANTERÍAS

Esta es una idea errónea que muchas empresas creen. Pero lo cierto es que sí existen normas y disposiciones legales para regular el uso, distribución y seguridad de las estanterías y los sistemas de almacenaje. De acuerdo con cada país las normas de seguridad varían, así como otros factores que no deben pasar por alto. En México las regulaciones de seguridad se establecen en las diferentes Normas Oficiales Mexicanas (NOM), establecidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), sobre seguridad industrial y manejo y almacenamiento de productos.

 

LA INSPECCIÓN DE LAS ESTANTERÍAS NO ES OBLIGATORIA

Ésta es otra de las percepciones erróneas que tienen muchos responsables logísticos de los almacenes. Pero todas las estanterías deben recibir inspecciones periódicas por parte de personal competente que certifique la seguridad de los racks por escrito. Además, los encargados de los almacenes deben guardar los registros escritos, ya que pueden ser requeridos por alguna autoridad laboral pública o privada en caso de una auditoría de seguridad.

De manera general se recomienda tres tipos de inspecciones: las visuales realizadas diariamente por el personal operativo de la empresa para detectar cualquier tipo de daño visible, como una malformación o un golpe; la segunda es una inspección mensual realizada por el encargado del almacén en donde se realiza una revisión minuciosa para identificar cualquier daño en las estanterías que requiere mantenimiento preventivo o correctivo; y por último una inspección anual realizada por un especialista externo que cuente con las licencias para certificar la seguridad de los racks y ofrecerles el mantenimiento y reparaciones necesaria de las estanterías que han sufrido algún daño.

LA RESPONSABILIDAD DE LA OPERACIÓN Y EL USO DE LAS ESTANTERÍAS ES SÓLO DEL SUPERVISOR

Si bien, los supervisores son los encargados de la seguridad y que las operaciones se lleven a cabo bajo las normativas vigentes; tanto los empresarios como los operadores también son responsables del uso de los almacenes, ya sea a nivel operativo o de seguridad. Todos tienen total responsabilidad sobre la seguridad de los trabajadores y personal que circule en el almacén.

Las NOM establecen las obligaciones de los empresarios y todo el personal e indican que deben velar activamente por un correcto mantenimiento del equipo, para eliminar o reducir al máximo los riesgos para los trabajadores y para capacitar y formar a los operadores sobre los riesgos en el uso de los equipos de trabajo y las estanterías industriales.

 

LAS ESTANTERÍAS ESTÁN DISEÑADAS PARA NO CAERSE

Si bien, las estanterías tienen un diseño especial para evitar colapsen sobre si, en caso de algún impacto que dañe determinados perfiles, puede sucumbir por el mismo peso que cargan. Es decir, sí se pueden caer, ya que llegan a cargar decenas o cientos de toneladas en mercancías. Con el uso normal de las estanterías y los sistemas de almacenaje, en general llegan a ser golpeados por los equipos de manutención y las unidades de carga, lo que reduce la resistencia de los racks y aumentan el riesgo de las personas que trabajan directamente con los centros de almacenamiento.

Incidentes menores, como son las caídas de unidades de carga o los pallets, se suelen producir a diario y en la mayoría de los casos son incidentes menores; sin embargo, también pueden existen casos muy graves, como que los almacenes llegan a colapsar por completo. Para reducir el riesgo, las inspecciones son fundamentales, ya que permiten identificar que perfiles han sufrido un mayor desgaste.

  1. Elige la estrategia de logística adecuada a las necesidades de tu almacén

Un pequeño almacén que envía 50 pedidos al día no sigue la misma estrategia que un almacén que tiene más de 1,000 envíos diarios.

Identifica tus necesidades, evalúa tu almacén y la cantidad de pedidos que se realizan antes de establecer tu estrategia logística.

 

  • Pequeña logística:para unos 50 pedidos al día, 500 m² de almacén con un equipo de 5 personas, la organización no requiere estrategia particular: el picking se realiza a medida que se realiza el pedido y los miembros del equipo pueden hacer diferentes funciones en función de la necesidad.
  • Logística estructurada:Más de 50 pedidos al día, el almacén deben ser más profesional, la distribución de los productos debe ser rigurosa, el picking debe realizarse por lotes de pedido y a cada miembro del equipo se le debe asignar una tarea en particular.
  • Logística industrializada: Más de 1.000 pedidos por día, el almacén debe automatizarse para conseguir que el ritmo aumente. El director de logística debe instalar un WMS (Warehouse Management System), que es un software de administración de almacén para optimizar el procesamiento de pedidos.
  • Externalización de logística: La última opción, práctica pero costosa, consiste en subcontratar una logística especializada de almacenamiento de terceros, capaz de hacer frente a importantes picos de actividad.
  1. Mejorar el entorno de trabajo
  • Limita los desplazamientos innecesarios: Optimiza la distribución de los productos en las estanterías para facilitar el picking.
  • Limita el transporte de cargas pesadas: Equipa tu almacén con carros de transporte, carretillas plegableso transpaletas. Evitarás el riesgo de accidente laboral y quitarás mucho trabajo a tus empleados.
  • Invertir en equipamiento de calidadtambién es una opción importante para mejorar el entorno de trabajo: un WMS de alto rendimiento, lectores de códigos de barras, pantallas, etc., facilitará el trabajo de los miembros del equipo y reducirá la tasa de errores logísticos.
  • Las máquinas también ayudan:Las máquinas de envolver, las de producción de relleno o las selladoras, dependiendo de tus necesidades, pueden agilizar mucho el trabajo.

 

 

  1. Estructurar y ordenar el espacio en el almacén

El buen uso del espacio es fundamental para no transformar tu almacén en un campo de batalla.

Para estructurar el espacio, debes:

  • Establecer un sistema de numeración de todos los productos y crear rutas logísticas que conducirán rápidamente al producto deseado.
  • Delimitar las áreas de almacenamiento y trabajo: áreas de sobrestock, áreas de almacenamiento, áreas de picking, áreas de llegada y salida, áreas de carga y descarga, etc.
  1. Especializar las tareas de cada uno de los empleados

Cuanto más profesionalizado esté un almacén, más precisas serán las tareas a realizar por los equipos. Y si los empleados tienen un buen conocimiento de sus tareas, la actividad del almacén será mucho más eficiente.

Distribuye las tareas de cada uno a partir de las diferentes zonas del almacén: picking, preparación de pedidos, recepción, envío, embalaje, franqueo, etc.

  1. Establecer una zona de stocks de alta rotación

En cada almacén hay productos con una alta rotación, son los más solicitados por los clientes y, por lo tanto, los más solicitados por los miembros del equipo.

Se recomienda crear una zona especial para el almacenaje de estos productos, una zona cerca del área de llegada y el área de embalaje/envío.

  1. Organizar productos dependiendo de su clase logística

Para mejorar la administración de tu almacén, considera clasificar tus productos de acuerdo con sus especificidades:

  • Productos pesados o voluminosos(que requieren un manejo dedicado y técnico)
  • Productos frescos
  • Productos personalizables(que pasan del espacio de almacenamiento al área de fabricación para terminar en el área de empaquetado)…

Esta organización te ahorrará tiempo durante el flujo logístico (recepción de pedidos, picking, envío de pedidos).

 

  1. Usar la técnica de cross-docking

El objetivo del cross-docking es que el producto esté lo mínimo posible en tus instalaciones. El cross-docking es una técnica de logística donde los productos se descargan en su llegada a tu almacén y se mueven directamente hasta el transporte de carga sin pasar por el stock, de esta forma se consigue que no se almacenen.

El cross-docking tiene muchas ventajas ya que cuanto más tiempo está un artículo almacenado, más disminuye su valor y más aumenta las posibilidades de roturas, pérdida o robo.

  1. Centrarse en la preparación de productos similares

Muy importante debido a que puede ahorrarse tiempo de picking: si se observan que hay órdenes de entrega de un mismo producto, se conseguirá la ventaja de prepararlas al mismo tiempo y evitar el ir y venir del picking más de una vez.

 

  1. Automatizar la gestión de las roturas de stock

Gestionar las roturas de stock es un rompecabezas logístico permanente: además de provocar interrupciones en la cadena de suministro, los desabastecimientos generan insatisfacción entre los clientes.

Cuando esto sucede, puede activar un procedimiento automatizado con los equipos de servicio y ventas. El método más común es el envío automático de una advertencia por correo electrónico de la próxima devolución al stock del producto afectado.

  1. Realizar controles de calidad para evitar errores

A los clientes no les gustan los errores en los pedidos. El desafío de una buena gestión logística es por lo tanto evitarlos tanto como sea posible.

Con el control de calidad, los pedidos se revisan en cada paso importante del proceso de logística: llegada del producto, picking, embalaje y envío.

Este control se puede realizar más rápidamente por medio de un escaneo que verifica el número y la precisión de los productos en el momento del empaquetamiento.

Siguiendo estos consejos, puedes mejorar rápidamente la gestión logística de tu almacén y mejorar el rendimiento.

A esto, no debemos descuidar la elección de un buen operador capaz de ofrecer un seguimiento de sus paquetes, hasta la entrega final.

 

1 – Los productos de primera necesidad -como la leche- siempre se sitúan en las últimas góndolas del supermercado para que así el cliente recorra todo el establecimiento y en ese trayecto vaya sumando productos al carrito. 


2 – Los carritos de compra no suelen ir muy rápidos, tiene un pequeño freno en las ruedas para que la compra sea más lenta y así el comprador pueda fijarse en otros productos que a priori no necesitaba. También suelen estar inclinados levemente hacia la izquierda para que tengamos que agarrarlo con la mano de ese lado y así con la derecha el cliente pueda agarrar más fácilmente las cosas de las góndolas, consigna ABC.es.


3 – La mayor parte de los supermercados fuerzan al cliente a moverse de derecha a izquierda. Por este motivo, los productos más “tentadores” están casi siempre colocados a la derecha.


4 – Los productos que los supermercados quiere que el cliente compre están colocados a la altura de los ojos. Las marcas más caras ocupan la parte superior de las estanterías, mientras que las más económicas están en la parte inferior.
5 – Los productos destinados al público infantil, como los cereales, están colocados a la altura de los ojos de los más pequeños.


6 – El tamaño importa. En los supermercados llenos de gente, el cliente invierte menos tiempo en las compras y realiza también menos compras impulsivas.


7 – Los colores cálidos atraen al cliente al punto de venta, mientras que los colores fríos fomentan la contemplación y las ventas. Lo mejor es utilizar colores cálidos para el exterior del supermercado y colores fríos para el interior, consigna el portal Marketing Directo.


8 – La música lenta en los supermercados incita al consumidor a tomarse su tiempo y a gastar más dinero en sus compras. La música alta y estridente fuerza al cliente a moverse rápidamente por la superficie del supermercado sin que las ventas se vean afectadas por ello, mientras que la música clásica es especialmente adecuada para estimular las ventas de artículos caros.


9 – La parte más rentable de un supermercado es la línea de cajas. Después de hacer cola durante varios minutos para pagar sus compras, es muy probable que el consumidor caiga en la tentación de comprar las golosinas expuestas junto a la línea de cajas.


10 – Precios psicológicos. Los precios nunca son redondos para parecer más económicos y a su vez dificultar las comparaciones. Además, casi siempre terminan en 5 o 9, los números que atraen más al comprador.

Conceptos generales de los racks industriales

Bienvenido al Blog de Dura Rack, en donde encontrarás información de interés sobre todos nuestros productos y servicios con los que podrás optimizar la organización de tu empresa o bodega. Si eres un empresario, sin importar si ya tienes tiempo dentro del mundo empresarial o eres un nuevo emprendedor, te habrás dado cuenta de la importancia que tiene una buena logística de almacenamiento, pues cualquier producto elaborado, requiere de ser almacenado con la mayor seguridad y eficacia para garantizar el buen aspecto y cuidado del mismo.

No importa el tamaño de tu empresa, una buena logística es muy importante para que tú puedas comercializar tu producto en las mejores condiciones y tengas un mejor acceso a él dentro de tu bodega. Con un buen diseño de racks industriales  podrás tener una excelente movilidad en el plano horizontal y el mejor cuidado del producto con la organización vertical de tus estanterías, optimizando el espacio de tu bodega y creando salidas ágiles para cada uno de los niveles del rack.

La seguridad es uno de los puntos más importantes cuando hablamos de organización en los  racks industriales, pues no solo es importante mantener en buenas condiciones al producto que genera la empresa, también a los empleados que estarán en el área de logística y distribución, con un rack seguro, garantizas una disminución en los accidentes laborales,  ahorrando tiempo y dinero en este proceso de la empresa.

Es por eso importante que la colocación y el diseño de los racks está en manos de profesionales que sepan perfectamente desarrollar su trabajo,  pues cualquier error se traduce en un posible accidente que pueda generarte una importante pérdida en las ganancias de la empresa, parece que montar un rack es cosa sencilla, pero no es así, debe hacerse con meticuloso detalle y con las herramientas correctas para garantizar que todo esté en perfecto estado y que este pueda soportar el peso de tu producto sin dañarlo y sin perder fuerza y equilibrio.

 

Es importante que acondiciones muy bien el espacio en donde colocarás los racks, no debe existir humedad en el ambiente, pues esta es extremadamente dañina, tanto para composición de los racks, como para tu producto, el lugar debe contar con una buena iluminación y ventilación, así podrás tener un mejor espacio en donde trabajar no sea un peligro, y en donde tu productos y el rack en el que has invertido, se mantengan en las mejores condiciones posibles.

Hay puntos que debes tomar en cuenta  como precauciones antes de armar un rack dentro de tu bodega, es importante leer sobre todo, las instrucciones de colocación y mantenimiento, pues un error, por mínimo que a ti te parezca, puede ser la diferencia entre una estructura sólida, y una que esté a punto de caerse poniendo en riesgo a trabajadores y tu producto.

Debes tener listo el espacio antes de comenzar a instalar el rack, este punto es muy importante, pues no debe existir algún obstáculo para que puedas ensamblar con la mayor exactitud. Debes contar con la herramienta correcta y necesaria para poder armar tu rack con la mayor exactitud, no es recomendable improvisar recursos, pues puedes dañar las piezas, reduciendo la efectividad de tu estantería. .

Es recomendable que utilices una superficie como alfombra o plástico para poder armar tu rack, así evitas que se rayen y se maltraten los pisos de tu bodega. Y como en todos lados, estamos a merced de la naturaleza, hay puntos que debes tomar en cuenta en caso de que un temblor te sorprenda dentro de tu bodega, toma nota:

Para evitar un problema mayor, debes asegurarte que todos tus  racks industriales tengan el mantenimiento que necesitan para que estos puedan tener la vida útil que se garantiza, y que su estructura no colapse por una falta de cuidado.

Es importante que se mantenga una distancia entre los racks, tener los pasillos libres y que en caso de algún siniestro se pueda tener un libre tránsito hacia la salida de la bodega. Debes tener señalada la salida, que es lo que contiene cada estante de tu rack y si hay algo peligroso que pueda liberarse en una caída. El espacio entre estantes no es suficiente para mantener cuidado tu producto, asegúrate de que el embalaje sea de calidad y que todo se encuentre dentro de cajas aseguradas, tanto para un mejor cuidado, como control de tu mismo producto.

Un curso de primeros auxilios y de respuesta ante emergencias es de vital importancia para tu equipo de trabajo, pues nunca se sabe en qué momento podemos utilizar esta información. El uso de  racks industriales es una gran inversión para mejorar la logística de tu empresa y mantener en perfectas condiciones el producto que produces. Si deseas adquirir los mejores sistemas de almacenaje, no dudes en acercarte a Dura Rack, pues somos los expertos en la logística de almacenamiento para tu empresa.

 

Hay varios aspectos que debes considerar antes de elegir el rack que funciona para tu empresa, todas necesitan una estantería fuerte y durable, que pueda mantener toda tu producción asegurada de caídas o de aplastamientos entre sí.

También debes tomar en cuenta el espacio con el que cuentas para colocar tu estantería, y saber diseñar un modelo que te permita optimizar un espacio, debes también conocer las características de tu producto para saber qué tipo de rack te conviene colocar y el espacio que este necesita para estar completamente seguro y facilitar su extracción del mismo rack.

Tener un buen acomodo de tus estantes hace la diferencia entre una bodega funcional y una en la que todo el proceso se ve entorpecido por el mismo acomodo de los estantes y de los productos, un acomodo lógico es colocar todos los productos de gran tamaño y peso en la parte posterior de los racks, y en la parte superior los de mayor maleabilidad, menor peso y tamaño, así lograrás un excelente acomodo de tus productos y asegurarlos que estos no se dañen entre sí por culpa de un mal acomodo dentro de los racks.

Todas las industrias que cuentan con bodegas o almacenes requieren de los elementos necesarios para poder organizar y mantener un buen control de sus materiales, productos o mercancías según cada caso, y para ello siempre se encargan de buscar al mejor fabricantes de Racks, ya que estos son ideales para la organización y seguridad en el trabajo que estos lugares necesitan.

Conozcamos a fondo lo que estas empresas buscan cubrir al recurrir a los servicios y productos de un fabricante de racks.

Soluciones integrales. De manera general debemos decir que las industrias buscan satisfacer muchas necesidades que se presentan en su día a día, y que pueden variar dependiendo del tipo de ámbito o sector al que pertenezcan, pero hablando específicamente de los racks, lo que se busca satisfacer con ellos es la cuestión en la gestión de almacenamiento para que todo pueda tener un lugar y se pueda tener también un control respecto a los productos que se encuentran en la bodega o almacén.

Organización. En una industria se puede tener una gran cantidad de materiales, productos o mercancía, pero estos no pueden estar diseminados por todos lados o en el piso, ya que sería demasiado estresante trabajar de esta manera, además de que no habría el espacio suficiente para cumplir con otras actividades o colocar la maquinaria necesaria; aunado a esto, no existiría ningún tipo de control sobre lo que se tiene, lo que debe salir y lo que va llegando. Es muy diferente cuando se cuenta con los racks suficientes y de las características idóneas para poder acomodar todos estos materiales o productos, ya que de esta manera se tendrá ese control que tanto se necesita y cada material podrá encontrarse rápidamente.

Seguridad. Por supuesto la seguridad es uno de los aspectos más importantes en la industria, que por ningún motivo puede dejarse de lado ni se le debe restar importancia, ya que esta es la única manera de evitar que alguien salga lastimado, y por eso es que sabemos que toda industria que requiera de una buena gestión de almacenamiento también busca que esta sea lo más segura posible; sin embargo, en esta parte también es importante que quienes se encuentren trabajando directamente con el material y con los racks hagan un buen uso de ellos, colocando las cargas según el tipo de rack que se tenga, es decir, no se deben colocar cargas pesadas en racks que han sido diseñados para sostener materiales más livianos, ya que estos no resistirán de la misma manera.

Calidad. La calidad también va de la mano con la seguridad, y por eso se deben buscar aquellos elementos que se encuentren fabricados con materiales de la más alta calidad, los cuales pueden encontrarse en empresas prestigiosas que se dedican a este rubro como en el caso de Dura-Rack

Variedad de racks. Sabemos que las necesidades de cada industria según el ámbito o sector al que pertenezcan pueden ser muy distintas, y por lo tanto, un buen fabricante de racks debe contar con una amplia variedad para satisfacerlas, y que de esta manera el encargado de la industria tenga distintas alternativas de entre las cuales pueda seleccionar aquellas que mejor se adapten y solucionen sus necesidades.

Compromiso. Toda empresa que se dedique a este giro debe comprometerse con sus clientes y brindarles no solo los mejores productos y servicios, sino también una atención de primera calidad a cada uno de ellos, ya que ambas cosas van de la mano y se complementan para dar el mejor servicio en toda la extensión de la palabra.

Información. De igual manera, es indispensable que cada cliente que se encuentre interesado en adquirir o contratar algunos de los productos o servicios que ofrezca la empresa, y que esta cuente con la información necesaria acerca de ellos y que esta sea suficiente, clara y oportuna.

Experiencia. Sabemos que los clientes buscan una empresa que tenga experiencia en este ramo, ya que solo al tenerla se pueden identificar de mejor manera las diferentes necesidades de las industrias, y esto a su vez permite que se pueda ofrecer un mejor servicio.

Las góndolas son expositores, abiertos por sus cuatro vertientes: dos lados, delante y atrás, alargados y, otros dos, de forma generalmente piramidal, situados al principio y al final del mueble (cabezas de góndola).

Su colocación en cabeza de góndola sitúa al producto en las mejores condiciones de venta, más aún, como sabemos, ubicándolo en la zona central B. Esta circunstancia explica por qué las grandes marcas luchan por conseguir esta privilegiada situación, tras arduas negociaciones con las centrales de compra, figurando esta ventaja como baza importante a barajar en el trato con los jefes de compras y llegando incluso a pagarse grandes cantidades por llegar a acuerdos en tal sentido.

La disposición física de las góndolas en los puntos de venta adopta dos modalidades: formando hileras o lineales, en paralelo; en parrilla (colocación de unas y otras haciendo ángulo). La góndola es, por decirlo de un modo expresivo, el buque insignia de los autoservicios y de las grandes superficies, lugar ideal para situar promociones y artículos estrella.

Frente a sus evidentes propiedades para acelerar ventas, las góndolas reúnen, sin embargo, ciertos inconvenientes: el mayor riesgo de robos, la sensación de que los artículos expuestos son de menor calidad o baratos, la suciedad, el manoseo por otros clientes, el posible deterioro de envases y productos, etc.

Las estanterías industriales son los elementos protagonistas de los almacenes, representan las herramientas imprescindibles para llevar a cabo y de manera adecuada la operación logística de las empresas. Sin embargo, si son usadas de manera inadecuada, pueden provocar daños importantes, que desencadenan en accidentes y daños importantes a sus mercancías, así como a los equipos de carga/descarga y finalmente, pondrán en riesgo a los trabajadores.

Es por ello que en todos los almacenes se deben llevar a cabo acciones preventivas con las estanterías, para poder garantizar su resistencia estructural, el correcto almacenaje las mercancías y la mejor eficiencia de las operaciones en el almacén, sobre todo en las zonas donde la rotación de los productos es muy alta.

Las acciones preventivas son muy sencillas de realizar, sin embargo, la mayoría de las empresas suele pasarlas por alto, por lo que corren riesgos de seguridad en sus almacenes. Entre las acciones que podemos destacar, la primera es leer y aplicar las instrucciones de seguridad, carga y descarga que especifica el manual de uso de los proveedores de los racks metálicos, las instrucciones por lo general incluyen el peso máximo que carga cada racks, las formas de inspección, los periodos de mantenimiento recomendado, entre otros datos.

También es importante designar a una persona responsable de la seguridad del equipo de almacenaje, el cual realice inspecciones periódicas de los equipos montacargas y carretillas, las estanterías y otros equipos utilizados en el almacén. La persona asignada es la primera que puede identificar posibles daños en los racks por golpes en la carga, y la descarga o una sobrecarga.

De igual manera es fundamental realizar de forma anual las inspecciones y el mantenimiento de las estanterías, cabe mencionar que estas deben llevarse a cabo de la mano de un experto capacitado que cumpla con las normas de seguridad vigentes, y pueda certificar la seguridad de los racks de sus almacenes, así como determinar los tipos y formas de mantenimiento preventivo y correctivo se deben implementar.

En caso de que su personal detecte un daño, una de las acciones preventivas más importantes es no realizar cambios en las estanterías sin previo aviso a su proveedor y el responsable del diseño del almacén, puesto que un pequeño cambio puede cambiar la estructura general del resto de la instalación.

Por último, es fundamental que respeten los datos que se encuentran en las placas de características de las instalaciones, los cuales deben estar actualizados y en un lugar visible, para que todos los operadores y el personal que trabaje en el almacén los conozca y pueda realizar las actividades de acuerdo con las instrucciones que se indican.

ELEMENTOS DE SEGURIDAD PARA LAS ESTANTERÍAS DE USO INDUSTRIAL

Además de las acciones preventivas, también existen elementos de seguridad que permiten mejorar la resistencia y seguridad de las estanterías; puesto que, en las actividades diarias que se llevan a cabo dentro de los almacenes, por su misma naturaleza, existe siempre un alto riesgo de accidentes a consecuencia de empujes, golpes o una carga inadecuada que pueden dañar los elementos estructurales.

 

Por lo general, los daños a las estanterías industriales son causados por las carretillas elevadoras y los montacargas que manipulan las mercancías, ya que tienen incidencia especial en la parte inferior de los puntales y otros componentes de los batidores. Para poder evitar este tipo de riesgos, se utilizan los diversos elementos de seguridad, que ayudan a prevenir riesgos de seguridad y salud del personal que trabaje en el almacén.

Uno de los elementos más populares son las protecciones de puntales, las cuales son obligatorias de utilizar en los puntales de estanterías que estén situados en las esquinas, es decir, en los cruces de los pasillos de trabajo, que son las zonas donde es más fácil que ocurra un impacto. Además, cuando hay una rotación elevada de las mercancías es aconsejable proteger todos los puntales que dan al pasillo.

También se pueden encontrar los travesaños, que son componentes transversales que apoyan, sin necesidad de una unión, los largueros de un mismo estante. Su función en los racks industriales es soportar las cargas de las pallets cuanto tienen dimensiones inferiores a las del estante.

Otro de los elementos de seguridad son las mallas de seguridad y anti caída, que están diseñadas para proteger las áreas de seguridad y la caída de las mercancías almacenadas de acuerdo con su aplicación y recomendación de instalación.

Las mallas de seguridad delimitarán todo tipo de áreas de seguridad, aislamiento o espacios restringidos; mientras que las anti caídas protegen de las posibles caídas de mercancías almacenadas en las estanterías, lo que evita los accidentes de las personas que se encuentran en su área de trabajo.

La prolongación de bastidores son el último de los elementos de seguridad más utilizado, los cuales se diseñan para proteger de la caída de unidades de carga por las partes laterales de los batidores hacia los pasillos. Es recomendable prolongar los bastidores laterales exteriores a la altura de la unidad de carga para proteger al personal de la caída de mercancía.

Al momento de diseñar y utilizar su almacén con sus estanterías, es recomendable tener todas las consideraciones de seguridad, desde las acciones preventivas hasta la instalación de los elementos necesarios para evitar cualquier accidente y tener un funcionamiento seguro de su instalación, de esta manera se reducen los riesgos operativos, tanto de los bienes comerciales, como de su personal.

De acuerdo con el tipo de industria y el uso de las estanterías, también es necesario someter a la instalación a una inspección técnica completa. Todo esto debe ser planificado desde el momento en que se eligen los tipos de estanterías industriales, por ello deben asesorarse en todo momento con los mejores especialistas, como los que encontrarán en Dura Rack, donde contamos con los mejores modelos de estanterías y nuestros expertos los asesorarán y brindarán toda la información necesaria para la selección, instalación y mantenimiento, lo que garantizará la seguridad de sus almacenes.

 

Dura-Rack fue fundada en 2008 por la empresa Industrias Panavisión (IPSA) y somos una empresa pionera en el rendimiento en la optimización de almacenes y racks en Honduras, ofreciendo desde hace más de 11 años Racks de muchos tipos, góndolas, optimización del espacio de tu bodega o almacén aprovechando cada metro cuadrado de la misma.

Nuestros proyectos y trabajos a lo largo de los años con números empresas hablan de nuestro trabajo por si solas, aquí algunos de nuestros proyectos:

 

                       

En Dura-Rack uno de nuestros objetivos con nuestros racks, además de proporcionarles seguridad a nuestros clientes, buscamos optimizar su espacio y que por muy pequeño que sea el lugar, logren gestionar de la mejor manera posible, aprovechando cada una de las virtudes del lugar.

 

A lo largo de nuestros años de experiencia, hemos constatado que las estanterías deben adaptarse a los diferentes usos y necesidades de los clientes, así como a los tamaños de los almacenes, ya que no todos son iguales, por lo que resulta indispensable variar en la serie de tamaños, diseños y distribuciones que se pueden elaborar en el mundo del diseño interior de estanterías. Una de las discrepancias más comunes de los almacenes tiende a ser el tamaño, cada uno de ellos requiriendo diversas técnicas para el tamaño y el diseño que optimice los resultados, porque a final de cuentas el almacenamiento es uno de los pilares centrales de una operación logística exitosa, así como de ahorro de costos.
Por otra parte, cuando organizamos adecuadamente la mercancía en los racks industriales, también garantizamos que nuestras cosas no sufran daños, además de tener rápido acceso a ellas, reduciendo el tiempo que generalmente invertimos buscando un elemento específico, sin mencionar el espacio que gana.

PAUTAS PARA OPTIMIZAR MI BODEGA

Para empezar, es primordial conocer muy bien el espacio con que contamos en la bodega, así como los objetos que se almacenarán. Cuando nuestros centros de distribución se inclinan más hacia los espacios pequeños, o incluso si buscamos aprovechar al máximo las áreas de trabajo más reducidas, las siguientes estrategias les podrán ayudar a optimizar estos espacios limitados:

 

 

  1. CUANDO TENEMOS UN ESPACIO MÁS ESTRICTO

Los almacenes más grandes pueden tener la libertad de ser más flexibles con el uso de sus espacios, por lo que pueden dedicar más espacio a ciertas áreas e incluso tener espacio no utilizado, sin embargo, cuando hablamos de almacenes pequeños no tenemos esa opción. Al momento de organizar o remodelar nuestro almacén, lo ideal es asegurarnos de establecer límites duros para cada zona, con la finalidad de sacar el mayor provecho del espacio y así evitar que las operaciones necesarias se congestionen.

  1. PRESTEMOS ATENCIÓN AL PESO: OBJETOS PESADOS ABAJO Y LIVIANOS ARRIBA DE LOS RACKS MONTERREY

Nuestros objetos deberán estar clasificados en grandes, medianos y pequeños, porque así nos permitiremos organizar la mercancía de un modo más eficiente, aprovechando cada centímetro de espacio. Cuando este paso ha sido liberado, entonces será más sencillo tener a consideración el peso de los objetos, aunque siempre teniendo en cuenta que su peso no depende de tamaño, es decir, que aunque tengamos un objeto grande y liviano, lo ideal es colocarlo encima y no debajo, ya que la forma correcta de organizar una bodega es bajo el lema: objetos pesados abajo y livianos arriba.

  1. VERIFICAR LOS ELEMENTOS DE CARGA: RACKS PARA BODEGASY CONTENEDORES

Los productos siempre deberán disponerse sobre elementos normalizados que resistan la carga depositada sin deformarse y que permitan el almacenado seguro sobre las estanterías.

Toda estantería o contenedor en mal estado deberá ser inmediatamente señalizado como deficiente, para después ser reparado o reemplazado, según sea el caso.

Es importante considerar que las unidades de carga utilizadas no deben sobrepasar los límites perimetrales, altura y peso máximo establecidos en el diseño de la instalación.

 

  1. PRIORIZAR EL MOVIMIENTO DEL INVENTARIO

Cuando tenemos un almacén pequeño también tendremos menos espacio para el almacenamiento del inventario; la mejor manera de hacer frente a las exigencias es hacer del movimiento de inventario una prioridad máxima, centrándonos en sacar lo primero al principio y lo último al final de nuestros racks metálicos, porque aunque podría sonar obvio, en muchas ocasiones se pasa por alto y al final no se saca el máximo provecho a las estanterías.

  1. POR ÚLTIMO: ¡EL PODER DE LA CREATIVIDAD!

Si actualmente están enfrentando la dificultad de espacio para su operación, no solo contamos con la opción de trasladarnos a una ciudad más grande o hacer millonarias inversiones para un nuevo almacén; también existen formas creativas para ganar espacio adicional. Podemos considerar añadir un altillo, porque al construir un entre suelo también proporcionaremos espacio adicional para la preparación de pedidos, el embalaje, despejando zonas y redestinándolas. Otra buena opción es utilizar el espacio sobre las puertas del muelle, porque generalmente se trata de un espacio que no se utiliza y es aquel que se genera sobre la puerta de los distintos muelles.

Priorizando los parámetros de seguridad, muchas bodegas que tienen problemas de espacio han logrado optimizarlo bajo distintos parámetros como los que les hemos compartido, procurando siempre tener un margen de seguridad. No olvidemos realizar un inventario constantemente para saber con qué contamos y así darle un valor total a toda nuestra mercancía.

Todo sistema de almacenaje tiene que tener aspectos fundamentales, como lo son una adecuada instalación, cuidado y mantenimiento. También les, compartimos recomendaciones para la seguridad dentro del almacén al momento de manipular las cargas y operar los vehículos de manutención. Para que nuestros visitantes cuenten con más información que les permita establecer un entorno de trabajo seguro y eficiente en el que los componentes del sistema de almacenaje elegido ofrezcan su máximo tiempo de vida útil, hoy les presentaremos algunas medidas de protección para los racks y almacenes ante los riesgos de incendio.

 

Como ustedes sabrán las medidas adoptadas en cada almacén de seguridad y control varían según las características de las cargas a manipular, las unidades de carga, el tipo de racks y las características constructivas del almacén. En todo entorno resulta indispensable realizar un análisis de riesgos a partir del cual se establecen medidas preventivas y de acción en caso de que se presente algún problema y uno de los riesgos que tienen en común no sólo los almacenes, sino cualquier construcción arquitectónica, es el de incendio.

El riesgo de incendio puede ser mayor o menor en un sitio según los materiales empleados en la construcción, las características de las instalaciones eléctricas, el tipo de actividades que se realizan en su interior, los materiales que se manipulan y las medidas de seguridad y prevención implementadas. Por tanto, en un almacén donde se manejan cargas inflamables y tarimas de madera, el riesgo será mucho mayor a uno donde se manipulan únicamente piezas metálicas en unidades de carga del mismo material.

Sea cual sea el caso, contar con protección contra incendios es básico en cualquier almacén, y por ello se recomienda que se implementen sistemas de prevención, detección y extinción de llamas. Con esto se logran minimizar daños en mercancías, eliminar riesgos sobre las personas y evitar interrupciones en el servicio, algo fundamental pues las actividades del almacén son clave en una cadena logística. Adoptar medidas de protección para los racks metálicos y el almacén ante el riesgo de incendio permitirá evitar grandes pérdidas materiales y económicas, así como daños en la imagen de la empresa.

La primera medida que se adopta en almacenes para minimizar las consecuencias de los incendios es recurrir a la sectorización en los almacenes que son de grandes dimensiones a través de la separación en zonas con muros o puertas cortafuegos para limitar la propagación del fuego. Sin embargo, esto sólo es lo mínimo y realmente se requiere de un análisis técnico minucioso por parte de un experto para la prevención, control y extinción de un incendio en edificios que se caracterizan por tener una carga de fuego tan alta, como suelen ser los almacenes.

Los expertos valorarán varios aspectos para determinar cuáles son las medidas de protección más efectivas y una de las más importantes es la capacidad portante del almacén frente al fuego. La capacidad portante frente al fuego es aquella que tiene un elemento constructivo para soportar el fuego durante un lapso de tiempo determinado antes de perder su estabilidad estructural. El cálculo del tiempo que los racks pueden resistir al fuego antes de desplomarse los realizan los especialistas, y para ello toman en cuenta aspectos como la carga de fuego, el tipo de fuego, las características de la estructura existente, el revestimiento que tiene tal estructura y la ubicación de la instalación que determina factores como humedad y flujo de aire, entre otros.

La capacidad portante de las estructuras metálicas ante el fuego puede aumentarse por diferentes medios que se catalogan en dos grupos: protección pasiva y protección activa. Los sistemas de protección pasiva consisten en la elección de materiales y técnicas diseñadas para prevenir que aparezca el fuego, así como para impedir o retrasar que se propague. Por otro lado, los sistemas de protección activa consisten en la instalación de equipos y sistemas especiales, que permiten la detección de incendios y evitar su propagación.

Es necesario que antes de adoptar cualquier sistema, ya sea activo o pasivo, se tenga en cuenta que las medidas de protección contra incendios en un almacén están condicionadas por una serie de factores que los expertos también considerarán al presentar la solución específica para cada entorno. Estas condiciones son las normativas aplicables a la materia, es decir, al tipo de actividades que se realizan y la mercancía que se manipula, las dimensiones del almacén, la carga de fuego de la mercancía y la ubicación del almacén en relación a otros edificios. Del mismo modo se tienen en cuenta las exigencias que presentan las compañías de seguros y los intereses de la empresa en cuestión para proteger sus instalaciones y productos almacenados.

Estos son sólo algunos aspectos básicos sobre la importancia de implementar medidas de protección contra incendios para racks metálicos en entornos de almacenaje y los puntos que deben considerarse para el diseño de un sistema de protección eficiente.