Posted by & filed under blog.

Para las empresas es importante facilitar los movimientos y disminuir los tiempos dentro de los centros de distribución, principalmente para ajustar los costos de operación, así como aumentar la productividad y las ventas. Esto depende en gran medida del equipo con el que las empresas cuentan (racks industriales), donde se encuentra el área de oportunidad para maximizar el potencial del área donde se pretende almacenar la mercancía y lograr el valor agregado en ahorros por rentas de espacios y aumentos de mercancías.

Una forma de reducir costos es a través de la planeación y adquisición de equipos que administren y distribuyan la forma de almacenar de una manera más útil, para esto existen los racks industriales en muchas y muy diferentes aplicaciones.

Existen muchas variables y dependiendo de éstas se hace un estudio para determinar el sistema que más se adecúe al problema que se tenga actualmente. Algunas de las condiciones que pueden ayudar a la toma de decisión para adquirir estos equipos es el considerar aumentar la seguridad de la empresa, eliminar los errores en el surtido de orden, consolidar con mayor eficiencia los pedidos de los clientes, minimizar los daños a productos, reducir los inventarios y optimizar los espacios.

La toma de decisión para adquirir el sistema de almacenaje más adecuado (racks) no debe verse como el simple hecho de comprar fierros o un activo más, sino como la posibilidad de adquirir la solución más adecuada y que contribuya a la optimización del proceso de almacenamiento y a incrementar la rentabilidad de toda la cadena de abastecimiento de la empresa.