Posted by & filed under blog.

1) SEGURIDAD EN TODO MOMENTO
En todo momento, debemos priorizar la seguridad de los operarios que transportan las mercancías. Proveer los recursos, equipos e implementos de seguridad personal necesarios para la manipulación y transporte adecuados dentro del almacén.
2) TRAINING DEL PERSONAL
Como todo proceso en logística, es fundamental la capacitación y entrenamiento del personal que moviliza la mercancía.
Es importante que sea calificado para identificar los medios y equipos que puede emplear para almacenar la mercancía. La capacitación y compromiso del personal debe tener un lugar importante en tu compañía, ya que tiene contacto con el producto a lo largo del proceso.
3) CONTROL Y SEGUIMIENTO
Recuerda que en todo momento, debes mantener el control de los productos que ingresan y se despachan. El registro debe ser sistematizado, permitiendo conocer y acceder fácilmente al producto en cualquier momento. En este proceso, recomendamos etiquetar las mercancías de manera que se asegure la trazabilidad y fácil ubicación. En esta caracterización, podrás indicar además la descripción del producto y datos importantes que debas recordar la mercancía.
Esto se realiza especialmente para segregar el tipo de producto: si genera estática, si es una mercancía peligrosa, si es un producto químico, líquido, perecedero o que requiera algún tipo de almacenamiento especial.
4) ALMACENA Y ASEGURA
En cuanto a la disposición de las mercancías, hay que almacenarlas siempre en condiciones adecuadas, evitando posibles caídas y golpes de las mercancías.
Nosotros, sugerimos NO apilar productos unos encima de otros. Salvo el caso que tenga la especificación de fábrica o que su empaque sea diseñado para esto.

5) INSPECCIONA PARA NO LLEVARTE SORPRESAS
Para evitar inconvenientes con el proveedor y el cliente, te recomendamos inspeccionar siempre los productos en el momento de la recepción y el momento del despacho.

6) CUIDA LA TEMPERATURA
Recuerda que algunas mercancías requieren refrigeración o estar protegidas bajo unos cuidados especiales.
Productos que contengan baterías o que contengan aceites, gases o algún tipo de fluido especial, deben tener un cuidado especial para asegurar su conservación.
Los ingredientes, químicos y materias primas se deben mantener almacenados bajo una temperatura adecuada. Esta información la puedes consultar en la hoja de seguridad del producto.
Recuerda verificar que no este próximo a expirar en los certificados de calidad. Para los demás productos, sigue las instrucciones y recomendaciones de fábrica.
7) SEÑALIZACIÓN
La ruta de las mercancías dentro de la bodega es un tema importante. Dispone de una zona especial para las mercancías de un peso inferior a 40 kg y una zona para las mercancías que requieren ser trasladadas dentro del almacén en montacargas o pallet Jack. Así identificarás donde están las mercancías pesadas y las pequeñas.
También puedes ubicarlas de acuerdo a su composición y valor. Las zonas deben estar señalizadas para la recepción, ubicación, almacenamiento y traslados entre bodega y despacho.

8) NO HAY QUE CORRER RIESGOS
Administra y prevee los riesgos de tus mercancías. Siempre habrán dificultades o contingencias del producto. Pero debes estar preparado para solucionar en el menor tiempo posible este inconveniente.De ahí la importancia de la capacitación en el uso del equipo y la manipulación adecuada de la mercancía, para asegurar la preservación de los productos en su estado original. Aprender de las contingencias y eventualidades, permitirá que se tomen los correctivos necesariospara que no vuelvan a o